Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat. Ut wisi enim

Suscríbete a nuestra lista de correos

Recibe mensualmente el contenido más destacado de cómo la ciencia, la tecnología, el emprendimiento y la innovación pueden incidir significativamente en la reducción del daño para crear un futuro mejor.

    Atención primaria en medio de la pandemia
    Karina Quezada, Managing Partner de Q Consultores
    Karina Quezada, Managing Partner de Q Consultores

    La incertidumbre de no saber por cuanto tiempo se extenderá la pandemia y las medidas para poder prevenir el contagio ha activado una necesidad de acudir a la telemedicina como un medio para que los médicos puedan seguir asistiendo a sus pacientes en consultas vía digital. Esto ha transformado la preocupación social de la atención primaria para que pueda seguir siendo accesible, conveniente y de bajo costo. La telemedicina nos invita a reinventarnos en la atención médica, poder acudir al soporte de la Big Data en las aplicaciones para poder agilizar y modernizar el registro medico de cada paciente.

    Durante los dos primeros meses del 2020, muchas personas estuvieron alerta sobre una enfermedad la cual se desarrollaba en Asia y Europa, de la cual se conocía muy poco excepto de la alta tasa fatalidad que se reportaba en esos continentes.

    Sin embargo, no fue hasta marzo cuando se descubre el primer caso de COVID-19 en República Dominicana y a los pocos días es declarado pandemia por la OMS, activándose así la alarma en el país haciendo que la sociedad, las empresas y los organismos estatales comenzaran a seguir de cerca todo lo referente a la enfermedad.

    Nuestro estilo de vida cambio en ese momento, pero no nos percatamos que estábamos en el inicio de una “nueva normalidad”. Nuestros hábitos familiares, de trabajo, de consumo, la manera en que socializamos y hasta nuestros hábitos de higiene fueron impactados de manera abrupta.

    La nueva normalidad ha cambiado los hábitos de manera abrupta en la forma de comunicarnos y poder mantener un seguimiento en la salud. Fuente: @macauphotoagency | Unsplash

    La incertidumbre de no saber cuánto tiempo durara la situación de pandemia aún está latente, así como el temor al contagio y la propagación son parte de las principales preocupaciones de la población. La economía del hogar ha sido impactada negativamente debido a la falta de ingresos, desempleo o en algunos casos la disminución de los ingresos. 

    Frente a esta situación, hemos tenido que hacer cambios en nuestro estilo de vida, nuestra libertad ahora es limitada y, aunque nos permite pasar más tiempo en familia con los hijos, también nos ha separado de los familiares envejecientes y los parientes más vulnerables. 

    Las consultas médicas de seguimiento ante enfermedades crónicas, las de apoyo emocional y psicológico, y hasta el tratamiento de enfermedades menores, han resultado suspendidas o pausadas pues el personal médico ha estado volcando la atención a pacientes de COVID-19. 

    La-atencion-medica-ha-evolucionado-a-traves-de-la-consulta-digital
    La atención médica ha evolucionado a través de la consulta digital para evitar la exposición del paciente, lo que se conoce como telemedicina. Fuente: Unsplash: @nci (National Cancer Institute)

    Todo esto ha traído como consecuencia que nos reinventemos y que innovemos nuestra forma de trabajar, de comunicarnos, socializar, recibir atención médica y ofrecer/recibir servicios a través del uso de herramientas digitales nuevas y existentes.

    De la misma forma, tomando soporte de la alta cantidad de teléfonos móviles en nuestro país, nuevos servicios han sido ofrecidos vía Apps, el Delivery ha cobrado protagonismo, las aplicaciones de comunicación y colaboración vía video llamadas, chats y los servicios de almacenamiento de documentos en la nube, son más relevantes.

    Realmente, cada industria ha tenido que transformarse. Este es el caso de los servicios de salud, uno de los mas demandados por la situación en que nos encontramos, obligado a reinventarse ha adoptado tendencias aplicadas a nivel mundial, este es el caso de la telemedicina.

    La atención virtual y la telemedicina permiten a los pacientes evitar una visita al médico, gestionar enfermedades crónicas, apoyar la atención preventiva y de salud mental. La telemedicina ya está siendo tendencia en países más desarrollados pues permite brindar apoyo ante múltiples dolencias comunes que un médico de atención primaria puede tratar a través de telemedicina / video consultas: alergias, dolor artrítico, asma, resfriados y gripe, conjuntivitis, diarreas, infecciones estomacales, diabetes, fiebres, otitis media, vómitos, faringitis, consultas psiquiátricas y psicológicas, erupciones cutáneas, entre otras e inclusive recomendar pruebas diagnósticas en laboratorios y prescribir medicamentos.

    La telemedicina es una tendencia para poder aligerar la saturación hospitalaria para evitar la propagación de la pandemia
    La telemedicina es una tendencia para poder aligerar la saturación hospitalaria para evitar la propagación de la pandemia. Fuente: Unsplash: @NIKCOA

    Si tomamos en cuenta que muchas de las afecciones que se presentan en emergencia pueden ser tratadas vía remota, esto pudiera ser clave ante la situación de saturación de las facilidades hospitalarias y continuación del apoyo del distanciamiento social, necesario para evitar la propagación de esta pandemia en lo que una vacuna es concebida y comercializada.

    Actualmente, las entidades medicas están adoptando rápidamente el beneficio de telemedicina, brindando atención medica virtual de primer nivel y demostrando así su preocupación social con atención medica accesible, conveniente y de bajo costo.

    En adición, muchos proveedores de salud están ahora está almacenando registros médicos en plataformas de nube como Onedrive, Dropbox, Google Drive, para poder consultar los expedientes de sus pacientes; esto sin dejar de lado la búsqueda de aplicaciones que le permitan a sus pacientes acceder a sus resultados constantemente a fin de conectar mejor la atención.

    En ese sentido, el sistema de atención vía orden de llegada y los largos tiempos de espera en consultorio están pasando a ser en cosa del pasado, dando acceso a herramientas de auto calendarización de citas con aplicaciones como Calendly, Bookings y Setmore. De igual forma, los laboratorios clínicos y de servicios de vacunación a han innovado en la forma de ofrecer sus servicios, siendo esto ahora a través de atención domiciliaria y, en algunos casos, servicios de Drive Thru o Drive in a fin de colaborar con el distanciamiento y aislamiento social.

    sistema de atención a los pacientes vía línea de espera
    El sistema de atención a los pacientes vía línea de espera esta poco a poco quedando obsoleta por los dispositivos wearables que se desean implementar para el registro de la salud de cada persona. Fuente: Unsplash: @bjornftw

    Dentro de poco veremos los wearables (dispositivos electrónicos que vestimos), el internet de las cosas (IOT) y el big data como parte de los recursos para realizar diagnósticos médicos. Los wearables desde ya están en la capacidad de enviar información sobre nuestra frecuencia cardiaca, nuestra temperatura corporal y nuestra saturación de oxigeno a los comercios o aeropuertos, a fin de verificar nuestra salud. Asimismo, podemos desde ya imaginarnos wearables que monitoreen a las embarazadas y sus bebes enviando las informaciones a sus ginecólogos obstetras y evitando las visitas a hospitales que atienden pacientes con todo tipo de enfermedades.

    Si bien es cierto que la pandemia ha tocado todos los sectores e industrias de una manera u otra, y no en todos los aspectos positivos, la realidad es que ha abierto una brecha a la transformación digital del sector salud. La atención médica, incluyendo la preventiva, seguirá tomado mayor relevancia en estos tiempos, por lo que veremos pronto en un futuro no muy lejano, grandes cambios que iremos adoptando de manera natural.