Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat. Ut wisi enim

Suscríbete a nuestra lista de correos

Recibe mensualmente el contenido más destacado de cómo la ciencia, la tecnología, el emprendimiento y la innovación pueden incidir significativamente en la reducción del daño para crear un futuro mejor.

    El director de asuntos de tabaco de la FDA apuesta por que los fumadores cambien los cigarrillos convencionales, hacia nuevas alternativas.

    El Centro para Productos de Tabaco de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) tiene la misión de “hacer que las muertes y enfermedades relacionadas con el tabaco sean parte del pasado de Estados Unidos”. Para lograr esta meta, a la FDA le corresponde alertar, investigar y certificar el impacto que tiene en la salud de los consumidores, los productos relacionados al tabaco que están en el mercado.

    La Conferencia de Política y Regulación de Productos de Tabaco y Nicotina que celebró Instituto de Derecho de Alimentos y Drogas (FDLI) se presentó los avances del estudio de los productos de riesgo modificado, tales como el sistema IQOS. Crédito: Center for Tobacco Products

    En esta búsqueda para reducir estas muertes, Mitchell R. Zeller, director del Centro para Productos de Tabaco, parece haber trazado camino con la inclusión de productos menos dañinos que el cigarrillo tradicional.

    Para Zeller, la respuesta se encuentra en que los fumadores que definitivamente no dejarán de fumar, al menos cambien hacia “una alternativa”. Así lo manifestó durante la Conferencia de Política y Regulación de Productos de Tabaco y Nicotina que celebró Instituto de Derecho de Alimentos y Drogas (FDLI).

    “Parte de la respuesta a la pregunta sobre qué hacer con los cigarrillos convencionales que se queman es descubrir, como un asunto de política de regulación, como un asunto de investigación y de comunicación… Que los fumadores que por cualquier razón no puedan o no quieran renunciar, que cambien completamente a una alternativa de un producto menos dañino”.

    El sistema IQOS fue autorizado por la FDA como un producto MRTP, lo que significa que calienta, pero no quema el tabaco, reduce la producción de químicos dañinos y es diferente al sistema de cigarrillos convencionales. | Crédito: advisor117 | Pixabay

    Precisamente en verano de este año, la FDA autorizó el sistema de tabaco calentado IQOS de Philip Morris Internacional (PMI) como un Producto de Tabaco de Riesgo Modificado (MRTP) ¿Qué quiere decir esto? Que existe la evidencia científica necesaria para reconocerle a este producto, básicamente, tres características:

    -El sistema IQOS calienta el tabaco pero no lo quema.

    -Esto reduce significativamente la producción de químicos dañinos y potencialmente dañinos.

    -Cambiar completamente de los cigarrillos convencionales al sistema IQOS reduce significativamente la exposición a sustancias químicas dañinas o potencialmente dañinas.

    De acuerdo con datos de Philip Morris, el IQOS se convirtió con esta autorización en el primer y único producto electrónico de nicotina que se le otorgan órdenes de comercialización, a través del proceso MRTP de la FDA.

    Aunque Zeller no menciona explícitamente cuales son esos productos en su comentario, la FDA sí ya reconoce al IQOS entre esos “menos dañinos”.

    PMI ha realizado una inversión que supera los 7,200 millones de dólares para diseñar el sistema IQOS que es una alternativa mas saludable al cigarrillo convencional. | Crédito: @zu7780 | Unsplash

    Zeller ha trabajado en asuntos relacionados con la FDA durante más de 35 años. La experiencia le da para reflexionar que la regulación de estos productos forma parte de un “componente poderoso” de una estrategia integral para reducir las muertes y enfermedades por el consumo de tabaco. Y está convencido de que las políticas de control, necesariamente va de la mano de la ciencia, y consecuentemente toma su tiempo. Estamos trabajando, aunque no con el ritmo que algunos quisieran”, enfatizó.

    “Organizaremos la ciencia para apoyar nuevas políticas que ayuden a combatir la principal causa de enfermedad y muerte prevenibles en los Estados Unidos”, fue su promesa.

    PMI ha realizado a lo largo de 10 años una inversión en investigación que supera los 7,200 millones de dólares, y con un equipo de 430 científicos para diseñar el IQOS. La alternativa más saludable, definitivamente, es no fumar, dejar de fumar, o, según Zeller, cambiar.