Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat. Ut wisi enim

Suscríbete a nuestra lista de correos

Recibe mensualmente el contenido más destacado de cómo la ciencia, la tecnología, el emprendimiento y la innovación pueden incidir significativamente en la reducción del daño para crear un futuro mejor.

    Empleados más exigentes y empresas ¿comprensivas? las tendencias del mercado laboral para el 2022, según Marian Salzman

    Las predicciones para este 2022 que hace la observadora de tendencias Marian Salzman, apuntan a una continuación de la transformación en la forma en como la gente vive su trabajo y hace relación con su entorno social. Crédito: PMI

    El pronóstico que para este 2022 hace la observadora de tendencias Marian Salzman apuntan a una continuación de la transformación en la forma en como la gente vive su trabajo y hace relación con su entorno social. Se destacan algunas tendencias positivas, como la normalización de las enfermedades mentales o la preocupación por el uso del agua.

    Considerada una de las observadoras de tendencias más influyentes del mundo, Marian Salzman hace un total de 22 reflexiones sobre tendencias para este 2022.  Estas van desde la llegada de “agentes de cohesión” y grandes ciudades menos caóticas, hasta la implementación cada vez más fuerte de trabajos y escuelas con metodologías hibridas, es decir, en línea y presencial.

    Marian Salzman, una de las analistas de tendencias y comentaristas culturales más influyentes del mundo, centra su enfoque en el pronóstico de tendencias del futuro en el reconocimiento de patrones: detectar y conectar signos y símbolos que cuentan historias y arrojan luz sobre hacia dónde se mueven las culturas, las comunidades y la sociedad en general.

    Salzman, quien también es vicepresidenta senior de comunicaciones globales de Philip Morris International (PMI), sustenta sus predicciones en materia de salud mental en lo que ocurrió este año: una conversación abierta por parte de grandes celebridades -el príncipe Harry, el actor Dwayne “La Roca” Johnson, incluso la estrella olímpica Simone Biles-, sobre sus batallas libradas para lograr estabilizar la mente.

    “A medida que el mundo se vuelve más sabio ante estas llamadas enfermedades de la desesperación, ha llegado el momento de la adopción generalizada de programas, herramientas, y tecnologías que abordan problemas y fomentan la buena salud mental”, explica Salzman.

    Agrega como parte de la solución, una disposición más clara de las empresas, sobre todo las grandes multinacionales, a comprender los beneficios de preocuparse por sus empleados en materia de salud mental, e implementar sistemas de apoyo. Salzman también destaca en sus reflexiones para este 2022, un esfuerzo de las compañías en ofrecer tiempo libre real.

    Este comportamiento se interpreta como respuesta a las exigencias del trabajador. “Podemos estar seguros de que el futuro del trabajo será fundamentalmente diferente. Vemos millones de personas en trabajos de baja categoría y mal remunerados; y muchos en las industrias de restaurantes y hostelería se preguntaron si sus trabajos valían la pena. Toda la charla sobre ‘cuando las cosas vuelvan a la normalidad’ ha dado paso a la comprensión de que no todo el mundo está dispuesto a volver a la normalidad”, argumenta.

    En Philip Morris International, hemos desarrollado un plan global llamado SmartWork, un híbrido de empleo remoto y basado en la oficina, para permitir una mayor flexibilidad en cómo y dónde los empleados eligen trabajar”. Crédito: @wocintechchat - Unsplash

    Señala que posiblemente muchas personas tarden un tiempo en darse cuenta de lo que realmente quieren acerca del trabajo. “Y las organizaciones se esforzarán por ofrecer la combinación adecuada de condiciones y beneficios. Los arreglos remotos e híbridos serán parte de la nueva flexibilidad corporativa”, explica Salzman en su conferencia, titulada “22 for 2022: measuring up what we thought we knew”.

    Al tocar la estrategia híbrida, Salzman menciona como ejemplo las empresas de tecnología Meta, Google y Twitter, las cuales han implementado políticas de trabajo remoto. “En Philip Morris International ­agrega­ hemos desarrollado un plan global llamado SmartWork, un híbrido de empleo remoto y basado en la oficina, para permitir una mayor flexibilidad en cómo y dónde los empleados eligen trabajar”.

    Las transformaciones en materia laboral es reflejada tanto en empleados como los empleadores, de acuerdo con Marian Salzman. Crédito: wocintechchat - Unsplash

    Más que saber… saber cómo hacerlo

    Otro de los análisis que hace es sobre el papel de los centros educativos para dar la respuesta al mercado laboral y nuevas habilidades. “Como prácticamente toda la información está ahora disponible para cualquier persona con una conexión a Internet, el conocimiento será menos valioso, mientras que saber cómo hacerlo será más apreciado y valorado”, indica.

    Y si bien reconoce el poder de las universidades para profundizar el conocimiento, cuestiona su papel para equipar a los estudiantes de conocimientos de aplicación inmediata. Otro ejemplo que recalca es el de las necesidades identificadas por grandes empresas como Amazon, que tiene como meta, de aquí al 2025, capacitar en computación en la nube a 29 millones de personas en todo el mundo.

    “¿Cuántas personas están descubriendo que las habilidades que tienen están desactualizadas o no tienen demanda? ¿Cuántos se enfrentan a la perspectiva de ser reemplazados por robots? Ya sea para mejorar o volver a capacitar, el denominador común es el valor de una habilidad y conocimiento que es práctico y se puede aplicar”, explica.

    Dónde vivimos

    Marian Salzman expresa que, de vuelta en el “mundo real”, estamos reimaginando lo que esperamos de nuestros centros urbanos. “La forma de vida hiperlocal se siente más atractiva que nunca y cada vez más se tornará en ciudades de 15 minutos, donde todo lo que un residente necesita puede ser obtenido dentro de un perímetro de 15 minutos caminando o en bicicleta”. Explica que la vieja tendencia de urbanización no se reversará por completo, pero el “trabajo remoto significa que veremos a segmentos de la población migrar a lugares más verdes y menos densamente poblados – en especial aquellos que ofrecen un fácil acceso a las comodidades y centros de transporte de las grandes ciudades y hasta cierto grado protección del cambio climático”.