Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat. Ut wisi enim

Suscríbete a nuestra lista de correos

Recibe mensualmente el contenido más destacado de cómo la ciencia, la tecnología, el emprendimiento y la innovación pueden incidir significativamente en la reducción del daño para crear un futuro mejor.

    Evitar comprar productos empacados en malla; elegir la mayonesa en envase de cristal, en lugar de plástico; usar un protector solar “coral safe” sin oxibenzona, una sustancia que hace mal a los corales, y que de hecho ya se ha prohibido en Hawái. Estas son decisiones del día a día que pueden ayudar a reducir daño en el medioambiente e iniciar este 2022 una vida más ecoamigable.

    República Dominicana va abriendo camino a esas posibilidades, con la apertura de tiendas especializadas y de emprendimientos alineados a brindar opciones menos dañinas para el planeta. Paola Tineo, fundadora de la tienda Zero RD y propulsora de hábitos ecoamigables, y Yohan Núñez, investigador y científico ambientalista, ofrecen algunas pautas, arrancando por lo más evidente: evitar consumir productos de plásticos. Un buen ejemplo, una acción puntual es comenzar a usar un termo y acostumbrarse a disponer de éste como opción permanente. Con el termo evitarás consumir las botellas de agua o necesitar vasos desechables.

    Tiendas Zero y Tinglar Eco Store ofrecen diversos artículos de consumo diario de menos impacto. En estos establecimientos puedes hacer compras a granel de aceites, miel, especias, detergentes, así como artículos de uso personal como cepillos y esponjas de materiales biodegradables. Crédito: @svitlana en Unsplash

    “Siempre que tengas la oportunidad, revisa el código de resina de las cosas que compres porque si bien el reciclaje es una opción, no todos los plásticos se reciclan. Aquí en el país solo se reciclan los plásticos 1, 2 y 5”, advierte Yohan Núñez.

    La industria del plástico tiene codificado sus diferentes tipos de materiales y son identificables en los envases con un pequeño símbolo de triangulo formado por tres flechas (triangulo de MÖbius), que tiene la numeración en el centro y las siglas debajo. Por ejemplo, una botella de agua está identificada con la numeración 1 y las siglas PET (Tereftalato de polietileno). Un frasco de sal tiene la numeración 2 y las siglas HDPE (polietileno de alta densidad).

    La industria del plástico tiene codificado sus diferentes tipos de materiales y son identificables en los envases con un pequeño símbolo de triángulo formado por tres flechas (triangulo de MÖbius), que tiene la numeración en el centro y las siglas debajo. Crédito: @Sigmund / Unsplash

    Los vasos de foam, que parecen ser tan imprescindibles en un encuentro entre amigos, o los platos donde se sirve la comida del día en la cafetería, son de poliestireno (PS), con numeración 6. Su uso tan habitual se debe a la facilidad de conservar el alimento, pero es un material enemigo del medio ambiente.

    “Cuando el foam se deshace, se vuelve pequeñas partículas de microplástico que entran en la cadena alimenticia, afectan la vida marina. O sea, es un desastre por todos los ejes, porque tampoco hay forma de reciclarlo”, explica Núñez.

    Otro gran desastre, agrega, son las cucharas, cubiertos y cuchillos de plástico, que tampoco se reciclan porque la mayoría se hacen de aleaciones de plástico, además de la dificultad que representa su higienización. Los envases transparentes donde suelen servir repostería, tampoco se reciclan.

    En simples términos, aunque existiera la voluntad de reusar estos materiales y darle una vida útil de mayor tiempo, la mejor opción es dejar de usarlos, por su complicada relación y efecto al medio ambiente.

    Al hacer la compra

     Es  tratar de elegir siempre los productos de tu despensa en envases que sean de cristal o cartón preferiblemente. Eso ya es un paso súper eco”, comenta Paola Tineo.

    A la hora de hacer las compras es preferible elegir los productos a granel y llevar consigo envases de cristal o tipo tupperware. Tineo asegura que ya los supermercados sirven sin problema, y colocan la etiqueta del precio del producto en la tapa del envase. De esta forma, evitarás llevar a casa todo ese plástico que se usa para empacar los vegetales y las carnes, y que terminan en la basura.

    A la hora de hacer las compras es preferible elegir los productos a granel y llevar consigo envases de cristal o tipo tupperware. Paola Tineo, creadora de la Tienda Zero asegura que ya los supermercados sirven sin problema, y colocan la etiqueta del precio del producto en la tapa del envase. Crédito: @MarkusSpiske

    Tiendas Zero y Tinglar Eco Store ofrecen diversos artículos de consumo diario de menos impacto. En estos establecimientos puedes hacer compras a granel de aceites, miel, especias, detergentes. También encuentras artículos de uso personal como cepillos y esponjas de materiales biodegradables. Existen opciones de bolsas de tela para llevar los vegetales. Ya también se pueden comprar incluso champú, acondicionador, cremas y desodorante en pasta o en envases reusables.

     Mirar también los ingredientes

    “Muchas veces uno piensa que las acciones ecoamigables están en los envases, pero también está en el contenido, en los ingredientes. Un paso importante que uno puede ir haciendo en este 2022 es en la selección de productos de limpieza del hogar y despedirse del cloro, o desinfectantes como decalin”, reflexiona Tineo.

    Así, la mezcla del bicarbonato y vinagre blanco hace la función de blanqueador en las ropas y evita la contaminación del agua. “Vamos a decir que tienes unas medias blancas. Las echas en una ponchera y echas agua, un vasito de vinagre y una cucharada de bicarbonato. Verás que hace una reacción química, se hace como una espuma y ya perfectamente lo dejas ahí. Veras cómo te hace el efecto blanqueador”, explica.

    También recomienda elegir siempre los productos más naturales y locales, que no llevan consigo esa huella de carbono que implica la importación o la industrialización de su fabricación. Un ejemplo muy puntual son los jabones artesanales.  “Lo ideal es elegir champú y acondicionador con los ingredientes más naturales posibles. Y generalmente son aquellos que son de miel, de mango, ese tipo de ingredientes. Eso se encuentran en ciertos supermercados…”, indica.

    También recomienda elegir siempre los productos más naturales y locales, que no llevan consigo esa huella de carbono que implica la importación o la industrialización de su fabricación. Un ejemplo muy puntual son los jabones artesanales. Crédito:@taylorngregory

    Todavía en el país, las opciones ecoamigables hay que salir a buscarlas. Pero existen cada vez más emprendimientos que hacen posible dar pequeños pasos sin abrumarse. El compostaje es otra pequeña muestra empujada por iniciativas como Tierra Urbana, la cual hace posible convertir los desechos orgánicos de los hogares en abono, incluso para quienes viven en apartamentos.

    Qué se puede comprar, que sea mas eco…

    Protector solar, repelente, kit de cubertería, termos, champú y acondicionador en pasta, desodorante en pasta, cepillo de bambú, esponja biodegradable

    Opciones de tiendas.

    -Zero, plaza Galería 360, Distrito Nacional.

    -Tinglar Eco Store, calle El Vergel 21, Distrito Nacional

    -Green Love Store, tienda en línea

    -One Planet, Punta Cana.

    Opciones de compost

    -Tierra Urbana

    -Quisqueya Compost

    ¿Interesado en reciclar?

    Green Love es una compañía de gestión y disposición de desechos, con centros de acopio que reciben material para reciclar: algunos tipos de plásticos, latas, papel, vidrio, cartón, incluso materiales eléctricos. En su cuenta de Instagram ofrecen la información de lugares y consejos.