Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat. Ut wisi enim

Suscríbete a nuestra lista de correos

Recibe mensualmente el contenido más destacado de cómo la ciencia, la tecnología, el emprendimiento y la innovación pueden incidir significativamente en la reducción del daño para crear un futuro mejor.

    Bianca Melo

    El cuerpo avisa cuando hace falta atender la salud mental: “Un nudo en la garganta, una presión en el estómago, un dolor de cabeza o de hombros pueden ser mensajeros”, explica la psicóloga Bianca Melo, quien asegura que el mejor momento para buscar ayuda profesional mental “es cuando te preguntes si la necesitas”.

    La llegada de la pandemia del COVID-19 a República Dominicana destapó afecciones mentales que ameritaron respuestas profesionales. Ansiedad y trastornos del sueño fueron los casos más recurrentes atendidos por una red de asistencia mental que creó la Dirección de Salud Mental del Ministerio de Salud Pública, una vez inició el confinamiento, en marzo pasado.

    En los siguientes cinco meses, hasta agosto, esta dirección reportó 9,293 personas atendidas, donde la ansiedad ocupó un 39% de los casos (4,259), seguido por trastorno de sueño, con 24% (2,597). La depresión ocupó el 16% (1,689), trastorno por estrés con 12% (1,307), trastorno adaptativo en 6% (700), y conducta suicida, en un 3% (283).

    Estas atenciones coinciden con los datos de la segunda encuesta Red Actúa para lo cual se entrevistaron más de 5,000 jefes de familia. El estudio realizado por varias agencias adscritas a la ONU arrojó que un 15.4% de los hogares dominicanos encuestados había presentado señales de depresión y/o ansiedad en el período de la cuarentena.

    La sobreinformación de noticias es parte de las consecuencias que ha afectado en la salud mental. Crédito: @cferdo

    ¿Cómo detectar estos males en el hogar? ¿Hay formas de prevenirlos? La psicóloga clínica y terapeuta familiar Bianca Melo explica una serie de acciones que responden estas dos preguntas. Una de las recomendaciones que subraya es tratar de cuidarse de la “sobreinformación” de noticias que a muchos pueden generar una sensación de desesperanza y desgaste.

    “Si es muy importante estar actualizados con las noticias porque eso nos otorga la oportunidad de tomar decisiones informadas. Mi recomendación es que su consumo sea temprano en las mañanas, una sola vez al día y evitar las noticias antes de acostarse, porque el cerebro descansa sobre las últimas cosas que consumimos”, explica la psicóloga, quien también es directora del Centro de Salud Mental Resiliencia.

    Estas son las siete recomendaciones que explica Melo, para mantener la salud mental:

    La red de apoyo es una de las siete recomendaciones de la Dr. Bianca Melo para mantener la salud mental. Crédito: @dmey503 | Unsplash

    1-Dormir bien: El sueño reparador ayuda a mantener el cerebro en equilibrio, esto es básico para el bienestar. La privación de sueño puede provocar una serie de síntomas cognitivos, emocionales y físicos desagradables.

    2-Alimentarse bien: Una dieta balanceada puede ayudar a que el cuerpo responda de manera adecuada.

    3-Ejercitarse: Una caminata de 20 minutos al día es suficiente para ayudar a combatir la fatiga.

    4-Sacar tiempo, tú contigo: Donde puedas analizar y poner en perspectiva tu vida, disfrutar de tiempo a solas te ofrece la información que necesitas sobre si estás en buen camino.

    5-Red de apoyo: Para vivir se necesita una tribu, saberse que se cuenta con personas que pueden contenerte es parte de la salud mental.

    6-Comunicación asertiva: Hacer y decir lo que quieres, cuando lo quieres sin que eso represente un daño ni para tu persona ni para nadie, contribuye con el bienestar.

    7-Satisfacción laboral: Sentir satisfacción por lo que haces es directamente proporcional a cómo aprecias la vida.

    Un nudo en la garganta, presión en el estómago y dolor de cabeza pueden ser síntomas para cuando es necesario atender la salud mental. Crédito: @tjump | Unsplash

    “El cuerpo nos habla”

    Melo explica que el cuerpo avisa cuando hace falta atender la salud mental: “Un nudo en la garganta, una presión en el estómago, un dolor de cabeza o de hombros pueden ser mensajeros de incomodidad”. Cuando se presentan síntomas físicos de este tipo, explica que es importante descartar cualquier condición fisiológica, para luego despejar las variables emocionales que pudieran estar influyendo en estos males.

    “El mejor momento para buscar ayuda es cuando te preguntes si la necesitas. Todos o la gran mayoría estamos manejando niveles de estrés, ansiedad y muchas personas han tenido que vivir duelos. Cuando los síntomas emocionales, cognitivos, conductuales y físicos continúan exacerbados, parecen complicarse y no disminuyen, es momento de buscar ayuda”. Psicólogos y psiquiatras, son la respuesta.