Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat. Ut wisi enim

Suscríbete a nuestra lista de correos

Recibe mensualmente el contenido más destacado de cómo la ciencia, la tecnología, el emprendimiento y la innovación pueden incidir significativamente en la reducción del daño para crear un futuro mejor.

    Tinglar Eco Store es un emprendimiento que nació de los temores de la pandemia y, si se puede decir, de “la falta de oficio”. Yohanan Núñez, biólogo y cofundador de la tienda, cuenta que a raíz del estado de emergencia su lugar de trabajo, el Museo Nacional de Historia Natural, cerró las puertas. Y nació en esta circunstancia la idea de levantar una tienda ecológica que, en poco más de un año, lleva ya dos sucursales abiertas.

    Yohanan Núñez, biólogo y cofundador de la tienda Tinglar Eco Store.

    En la tienda, se pueden encontrar los utensilios de uso cotidiano, como vasos, platos y cubertería reusables que están diseñados para ocupar poco espacio, de tal manera que la gente lo pueda llevar consigo y evitar el uso de plásticos foam. También se venden pañales de telas, copas menstruales, bolsas para ir al supermercado.

    Mientras va recorriendo el espacio y contando con detalles todo lo que hay, Núñez también comparte lo que sabe. Es una especie de terapia para la gente interesada en tomar acciones sostenibles, porque encontrará respuestas y orientaciones en una pequeña plática.

    Explica, por ejemplo, que las botellas de agua (tereftalato de polietileno -PET-) están diseñadas para consumirse y descartarse de una vez, porque con el tiempo las partículas de plástico pasan al producto que lleva dentro. Mientras que los envases de polietileno de alta densidad (HDPE), son más inerte y protegen la integridad del producto.

    Y es en este tipo de recipiente que se despachan (la idea es comprar el envase y rellenar) los productos que más se venden: lavaplatos, desinfectantes, detergentes, suavizantes y jabón de cuaba, más que nada, lo cotidiano que se encuentra en todo hogar. “Al inicio, queríamos vender muchas cosas chulas, pero nos fuimos dando cuenta que no necesariamente era algo que te resolvía un problema inmediato”, argumenta sobre el éxito que ha tenido la venta de estos productos de uso diario.

    Empaques de manera sostenibles que están libres de plástico y son bio degradables que se pueden encontrar en la tienda Tinglar Eco Store. Crédito: Unsplash

    También a granel, se pueden conseguir cremas humectantes, gel de baño, champú, acondicionador y otros de cuidado personal. La mayor parte de sus proveedores, son pequeños productores artesanales y los industriales con registro, que suple Farmoquímica Nacional (Farquina).

    “Puedes sentarte a comparar con otras tienda sostenibles en República Dominicana, y hemos hecho todo lo posible para que el precio sea asequible”, responde cuando se le pregunta sobre los costos de Tinglar Eco Store. También dice que este lugar tiene como clientes más asiduos a una clase educada e interesada en hacer cambios en sus hábitos de consumo.

     

    La tienda es la sección de consumo responsable de la plataforma especializada en turismo y sostenibilidad Tinglar, que nació de la mano de Miosotis Batista, una periodista que desde Instagram, vio con ojos de socio a Yohanan Núñez. El resto es historia.

    La sede de Tinglar Eco Store se encuentra en la calle El Vergel no.21, Distrito Nacional y en Plaza Colonial no. 4, Terrenas. También en línea www.tinglarecostore.com se hacen pedidos.