Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat. Ut wisi enim

Suscríbete a nuestra lista de correos

Recibe mensualmente el contenido más destacado de cómo la ciencia, la tecnología, el emprendimiento y la innovación pueden incidir significativamente en la reducción del daño para crear un futuro mejor.

    banner-vehiculo-electricos
    Nissan Leaf Vehiculo Electrico
    vehiculos-electricos
    Los vehículos eléctricos son una herramienta para reducir la emisión de carbono de los carros a motor. Fuente: Unsplash: @michael_maraias

    La introducción de los vehículos eléctricos ha sido una de las alternativas de sostenibilidad y oportunidad que ha brindado la Ley 103-13 de incentivo a la importación de vehículos de energía no convencional. En la República Dominicana para este año 2020, se encuentran 1,547 vehículos eléctricos de los cuales el 60% son híbridos, esto se refiere a que pueden andar con gasolina. En este sentido, promover el uso de vehículos eléctricos es una gran solución que se aporta a disminuir la contaminación atmosférica que representa un 30 % de las emisiones de dióxido de carbono.

    Juan Fidel Abreu, ingeniero con 12 años de experiencia en una compañía constructora y que hace dos años distribuye los vehículos eléctricos, destaca que es una inversión que se recupera pronto, ya que permite cambiar el gasto mensual de RD$10,000 mil pesos mensuales a RD$1,500 en electricidad. Así ratifica el Sr. Charles Sánchez, fundador de Zero Emisión RD con una compañía dedicada a la importación y servicios de vehículos eléctricos en República Dominicana. La alternativa de usar vehículos eléctricos es una opción más popular por la ampliación que surgido en los puntos de carga en el Gran Santo Domingo, corredores Duarte y corredor del Este.

    Juan Fidel Abreu es ingeniero. Tiene 12 años con una compañía constructora y hace dos estrenó en su departamento de compras y supervisión un vehículo eléctrico para probar qué tan conveniente era en reducir gastos. “Teníamos anteriormente un vehículo de combustión y gastaba alrededor de RD$20,000 en gasolina al mes y entre RD$50,000 y RD$60,000 anual por mantenimiento y reparaciones. Cuando decidí adquirir un vehículo 100% eléctrico, eso fue la panacea”, cuenta en medio de una carcajada.

    “Ya a los tres meses tenía vendido el de combustión y deje la compañía con carro eléctrico. Ha sido un ahorro del 100% porque, además, lo cargo con paneles solares”. Juan Fidel adquirió un Nissan Leaf 2015, que hoy puede costar en el mercado entre 13,000, hasta 17,000 dólares (RD$761,000 y RD$995,000). Costoso si se considera los cinco años de antigüedad y su autonomía, que es de 100 a 120 kilómetros aproximadamente por carga de tres horas.

    Los vehículos eléctricos tienen esa regla: son más caros que los de combustión. Un Leaf 2017, por ejemplo, puede costar 1,000 dólares más que un Corolla del mismo año. La diferencia puede llegar a US$12,000 si se compara, en alta gama, uno de combustión, con un hibrido, es decir, eléctrico y de gasolina.

    Los vehículos eléctricos pueden ayudar al medioambiente a través de la reducción de carbono.
    Los vehículos eléctricos pueden ayudar al medioambiente a través de la reducción de carbono. Fuente: Shutterstock: @Abu hasim.A

    Pero la experiencia de Juan Fidel apunta a que es una inversión que se recupera pronto. “Está documentado, que si como usuario gastas RD$10,000 mensuales en tu combustible, cuando cambias a eléctrico gastarías alrededor de RD$1,500 en electricidad, adicional a la que gastas en tu casa normalmente. Es decir, el ahorro es de alrededor de un 85%”, explica Charles Sánchez, fundador de Zero Emisión RD, compañía dedicada a la importación y servicios de vehículos eléctricos en el país.

    Otro motivo de ahorro que agrega Sánchez son los costos de mantenimientos en los eléctricos: “A lo que nosotros le damos servicios son básicamente a la banda de los frenos y la rotación de las ruedas, que cuando se desgastan tienes que cambiarlas. Por como indica el fabricante, cada dos años son los mantenimientos”.

    En este 2020, en el país hay 1,547 vehículos eléctricos, de los cuales el 60% son híbridos, es decir, también tienen la opción de andar con gasolinas. Es una pequeña cifra que esconde, sin embargo, un gran crecimiento. Pues hace tres años, apenas habían 154 vehículos de este tipo. El motivo de este avance es que por fin en 2018 se comenzó a traer vehículos aprovechando la Ley 103-13 de incentivo a la importación de vehículos de energía no convencional, que reduce en un 50% los impuestos de la primera placa.

    Esta Ley busca promover el uso de vehículos que no contaminen el medio ambiente, que es su mayor nobleza. Los eléctricos han sido vistos como parte de una solución al alto grado de contaminación atmosférica que tiene como origen el transporte, que en la Unión Europea representa el 30% de las emisiones de dióxido de carbono, por hablar solo de uno de sus contaminantes.

    El Acuerdo de Paris por el Cambio Climático (2016) persigue que por lo menos el 20% de los vehículos de carreteras operen con energía eléctrica en 2030. En República Dominicana los 1,547 vehículos eléctricos no representan ni el 1% de los más de 4.3 millones que recorren las calles dominicanas.

    Aunque estas cifras apuntan a que el tema “vehículos eléctricos” es bastante novedoso, su origen no es tan reciente. Hace 48 años que la compañía Volkswagen creó su primer modelo con motor eléctrico, un T2 Camper con autonomía de 70 kilómetros, que tardaba 10 horas en cargar. La motivación de Volkswagen de crearlo fue que “la gente daba por hecho de que nos quedaríamos sin petróleo en los años noventa”.

    Aumentan cada vez más las estaciones de carga eléctrica en la República Dominicana, como las que están en Santo Domingo y corredores Duarte y el Este
    Aumentan cada vez más las estaciones de carga eléctrica en la República Dominicana, como las que están en Santo Domingo y corredores Duarte y el Este. Fuente: Shutterstock: @JohnnySoto

    En el país, la opción de adquirir un carro eléctrico es cada vez más viable: los puntos de cargas aumentan (ya hay suficiente cobertura en Santo Domingo y los corredores de Duarte y el Este), el mercado consta de empresas importadoras que ofrecen diversas ofertas en precios y autonomía, la asociación de movilidad eléctrica vela por fortalecer las políticas de promoción y, lo más simple, por menos de RD$10,000 se puede instalar un cargador en el parqueo del apartamento o la casa del propietario.

    “La gente tiene un mito de que como los celulares se apagan, piensan que un carro eléctrico se va a apagar en la calle como un celular. Nada que ver porque aunque tienen batería, son tecnologías completamente diferentes”, apunta Charles Sánchez. Estos carros tienen sistemas de alertas que avisan cuánta batería queda y cuántos kilómetros rinden, además de que, según Charles Sánchez, es difícil que habiendo salido de casa con el vehículo cargado, se quede a mitad de camino.

    Juan Fidel Abreu ya compró su segundo vehículo eléctrico de la compañía, esta vez para hacer viajes fuera de Santo Domingo. Su inversión de US$27,000 (más de RD$1.5 millones) “el bolsillo agradecerá”, dice, que en unos cuantos meses.